Uploader: Carter
Country: Belgium
Uploaded: Sep 16, 2018
Price: Free
Rating: Based on 1 user ratings

Please, verify you are not robot to load rest of pages

download enfermedades venereas pdf

HISTORIA DE LAS ENFERMEDADES VENEREAS
Dr. Julio C. Potenziani Bigelli
Individuo de Número de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, Hospital Privado Centro
Médico de Caracas
Dra. Silvia D. Potenziani Pradella
Médico UCV-Promoción 2007
INTRODUCCION
La cronología histórica de las enfermedades venéreas representan un reto de investigación por lo
disperso de las fuentes de información, asi como por las diferentes concepciones que en las diversas
culturas del hombre han tenido éstas enfermedades. Desde considerarse un castigo divino, hasta
representar una penitencia en vida por las acciones innobles e inmorales que el paciente tenía en el curso
de su vida, se utilizó muchas veces para estigmatizar una determinada raza y religión, como fué el caso
de los judios, en todo el curso de su sufrida historia. Es por ésto que creemos, representa un tema
apasionante no sólo para los amantes de la historia de la medicina sino tambien para todo tipo de lectores
ya que es un viaje por el tiempo relacionado a un tema que sin duda, desde siempre ha estado ligado a
uno de los instintos atávicos del hombre como es la sexualidad.
A pesar de que son muchas las enfermedades venéreas descritas en la actualidad, han sido
solamente tres las que en el curso de la historia han captado la atención debido a las connotaciones
individuales y sociales de ellas, asi como también por las cifras de incidencia que han llegado no sólo a
nivel de epidemia sino inclusive de pandemia en varios periodos de la historia. Ese ha sido el caso con la
gonorrea, la sífilis y el sindrome de la inmundeficiencia adquirida.
Las enfermedades venèreas han afectado todos los estratos socioeconomicos por igual y han sido
protagonistas de episodios vergonzosos en la trayectoria de hombres eminentes y distinguidos de la
sociedad, lo cual ha repercutido inclusive en la historia del arte, especificamente en la pintura del siglo XV
y XVI, donde se llegó a estigmatizar a personajes líderes de la vida religiosa y social y con ello determinar,
muchas veces, la inclinación de la opinión pública contra dichas personas y con ello influenciar cambios
sociales y religiosos que serían de gran importancia para la evolución de la humanidad, como fué el caso
del papado y la sífilis en el momento del advenimiento del protestantismo como alternativa ideológica a la
religión cristiana.
La palabra sífilis proviene del nombre ‘Syphilo’, pastor y protagonista del poema del médico y
polifácetico italiano de la ciudad de Verona-Italia, Gerónimo Fracastoro (1478-1553), quien en el poema
relata como Syphilo fué castigado por haber erigido altares prohibidos en la montaña. Dicho castigo por
llevar una ‘vida inmoral y llena de vicios’ representa una nueva, terrible y desconocida enfermedad, la
sifilis, descrita de manera magistral y didáctica por Fracastoro. De hecho fué la primera vez que se
esbozaba la primera teoria racional de la naturaleza de las infecciones (1)(2)
Gerónimo Fracastoro (1478-1553)
Lues, sinónimo de sífilis, significa epidemia en latín. Se le denominaba tambien como lues
venèreo por los franceses, ‘epidemia del placer’, ‘mal francés’, ‘mal italiano’ o ‘mal napolitano’, ‘mal
español’, ‘mal de Búas’ o Bubas, ‘sarampión de las Indias’, y ‘pudendagra’ por los latinos, entre muchos de
los sinónimos utilizados en los siglos XV y XVI. La palabra gonorrea proviene de flujo seminal ‘gono rhein’
y blenorragia significa literalmente ‘flujo mucoso’
El término venérea, procede de Venus, diosa romana de la belleza, del amor y de la fecundidad,
versión latina de la diosa griega del amor, llamada Afrodita. Conjuga lo amoroso y lo femenino. Son
enfermedades que necesitan del contacto intimo-sexual para su contagio y propagación (3)
Pintura ‘Alegoria de Venus’. Agnolo Bronzino 1545
Las enfermedades venéreas han repercutido desde el inicio de la historia del hombre de manera
significativa en la vida individual y colectiva de la sociedad. Tal es el caso de la sífilis y de la gonorrea, que
en el transcurrir de la historia han sido la causa de verdaderas epidemias, que han afectado a grandes
masas de la población europea, medio-oriental y americana, con consecuencias devastadoras. Y
actualmente la que se ésta padeciendo desde finales del siglo XX y comienzo del siglo XXI con el sindrome
de inmunodeficiencia adquirida.
El niño Cristo castiga a la humanidad con la sífilis, de Joseph Grünpeck (Holzschnitt 1496)
En nuestros tiempos se compara el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, con la plaga de
peste bubónica que existió en el medioevo y en los siglos XV y XVI en Europa y que disminuyó
sustancialmente la población europea, en una de las peores mortandades que han existido en la historia
de la humanidad por causas infecciosas, muriendo alrededor de 24 millones de personas (un cuarto de la
población europea para aquel entonces), comparable tambien a la mortandad ocasionada por la gripe
española a comienzos del siglo XX y con la famosa plaga de Atenas en el año 430 a.C, descrita
magistralmente por el historiador Tucídides, la cual arrasó con las dos terceras partes de la población
ateniense y sin duda fue la causa de la desaparición de la hegemonía cultural ateniense, base fundamental
del pensamiento del hombre occidental (1)
En los ‘Tratados Médicos’ escritos durante el reinado del emperador chino Ho-Ang-Ti hace
aproximadamente 4500 años se describe la gonorrea. No es de extrañar entonces que en el siglo III a.C,
ya en China existieran criterios de higiene sexual. De la misma manera en el Egipto milenario, en el papiro
Brugsch que datan del 1350 a.C se describen tambien los síntomas y tratamiento de la gonorrea En el
papiro de Eberth se describen los síntomas de una uretritis aguda y su tratamiento por medio de la
instilación intrauretral de aceite de sándalo (1)
En la Biblia (Levitico cap. 15) se describe la gonorrea, y se la relaciona con la práctica sexual.
Cito: ‘Hablad a los hijos de Israel y decidles: Cualquier hombre que padece flujo seminal es impuro a causa del flujo. En
ésto consistirá la impureza causada por su flujo: sea que su cuerpo deje destilar el flujo, o lo retenga, es impuro. Todo
lecho en que duerma el que padece flujo será impuro’. Entre los casos de impureza aqui tratados no se
encuentra solamente la enfermedad contagiosa de la gonorrea, sino el simple derrame seminal del
hombre y las reglas de la mujer. Moisés señala su alta contagiosidad, su manera de prevenirla, evitando el
contacto sexual en los momentos iniciales de los síntomas y las conductas que deben adoptarse desde el
punto de vista higiénico en ambos integrantes de la pareja (4),(5)
El Código de Hammurabí (2250-2200 a.C) compendio de leyes babilónicas basadas en
ordenamientos legislativos sumerios, contenía regulaciones que abarcaban el campo de la Medicina. Es de
destacar que la sífilis como enfermedad, estaba presente en dicho código babilónico “una enfermedad con
caracteristicas parecidas a la sífilis, denominada Benú, era considerada causa de invalidez contractual, en
el caso de la venta de un esclavo enfermo”
Hipócrates, Padre de la Medicina, fué el primero en describir la enfermedad de transmisión
sexual, con todas sus caracteristicas, a pesar de que la enfermedad se sugería en la Biblia (Levítico 15) y
en papiros egipcios. Hipócrates en el año 460 a.C describe además lesiones genitales duras y suaves
secundarias al contacto sexual y la llamó estranguria (6)(51). Posteriormente Galeno confirma lo descrito
por Hipócrates y le dá el nombre gonorrea a la enfermedad en el año 200 d.C.
Los romanos las denominaban "morbus incidens" y cuando realizaban sus invasiones ya usaban
unos preservativos hechos de tripa de carnero que un pastor anónimo los llamo "camisa de Venus".
Tanto griegos como romanos describieron las verrugas genitales (verrugas virales o virus
papiloma humano), transmitidas por relaciones sexuales. Hasta bien entrado el siglo XX se creía
erroneamente que la infección de las verrugas o condilomas genitales, formaba parte de las infecciones
sifilíticas y gonorréicas.
En la época del antiguo Egipto se hicieron pinturas que describían el tratamiento de las verrugas
genitales, con el uso de cauterio y en la Grecia clásica adopta su nombre “Kondyloma” que significa
verruga, como tambien es conocida en la actualidad.
En la Roma del siglo I d.C Aulus Cornelius Celsus (25 a.C-50 d.C) considerado como el “Cicerón
de la medicina”, o el “Hipócrates latino”, hace una diferenciación de las verrugas genitales,
denominandolas ficus a las verrugas genitales, myrmecia a las verrugas de la planta del pié y thimión a la
verruga vulgar. En Roma ya se sospechaba su posible transmisión sexual, ya que a menudo las personas
las tenían en el ano. Celsus tambien describió ulceras genitales duras y suaves (1)
Plinio ‘el viejo’ (23-79 d.C) describió, en uno de sus escritos, una lesión llamada ‘mentagra’ que