Uploader: Charlie
Country: Germany
Uploaded: Feb 08, 2019
Price: Free
Rating: Based on 1 user ratings

Please, verify you are not robot to load rest of pages

download el gran arte rubem fonseca pdf

CTlemens
A. FLranken
Kurzen 115-127, 2009
aller de
etras N° 44:
Rubem Fonseca y su detective
-abogado
issn 0716-0798
Rubem Fonseca y su detective-abogado1
Rubem Fonseca and his Lawyer-Detective
Clemens A. Franken Kurzen
Pontificia Universidad Católica de Chile
[email protected]
El destacado escritor, profesor universitario, periodista y crítico de cine Rubem Fonseca
suele reelaborar formas provenientes de la literatura popular como la novela negra,
pero también las de la novela política, la social, la existencial y la erótica. Tanto en
sus novelas policiales largas (El gran arte (1983), Bufo & Spalanzani (1986) y Agosto
(1990)) como en las más cortas analizadas acá (Romance negro (1992), Y de este
mundo prostituto y vano solo quise un cigarro entre mi mano (1997) y Mandrake, la
Biblia y el bastón (2006)), Fonseca se revela como maestro de señalar el lado oscuro
del ser humano y de sus instituciones (erotismo – hedonismo – violencia – corrupción
en todas sus formas), es decir, un mundo totalmente podrido sin dios, ley y redención
posible. Desde los noventa en adelante, Fonseca incorpora conscientemente aspectos
metanarrativos e intertextuales en sus novelas, revelándose así como un autor cada
vez más posmoderno que intenta unir en su obra literaria su ímpetu de desenmascarar
la realidad brasileña al mismo tiempo de inventarla. En sus novelas policiales híbridas,
el detective-abogado Mandrake se revela como mujeriego y éticamente ambiguo en la
tradición del detective norteamericano Sam Spade y suele fracasar en su búsqueda de
la verdad, ofreciendo al lector diferentes versiones de lo que sucedió en realidad.
Palabras clave: novela policial brasileña, Rubem Fonseca, novela negra,
Mandrake, búsqueda de la verdad.
The distinguished writer, university professor, journalist and cinema critic Rubem
Fonseca tends to recreate not only forms coming from popular literature such as the
hard-boiled detective novel, but those coming from the political, social, existential
and erotic novel as well. In his long detective novels (El gran arte (1983), Bufo &
Spalanzani (1986) and Agosto (1990)) as well as in the shorter ones analyzed here
(Romance negro (1992), Y de este mundo prostituto y vano sólo quise un cigarro entre
mi mano (1997) and Mandrake, la Biblia y el bastón (2006)), Fonseca reveals himself
masterful in stressing the dark side of the human being and his institutions (eroticism,
hedonism, violence, corruption in all its forms), that is to say, a completely decayed
world without god, law and redemption. From the 90s onwards Fonseca consciously
incorporates metanarrative and intertextual aspects in his novels, reveals himself thus
as an author who is more and more postmodern who attempts to link in his literary
work both his desire to unmask the Brazilian reality as well as to reinvent it. In his
hybrid detective novels, the lawyer-detective Mandrake reveals himself as womanizer
and ethically ambiguous (in the tradition of the American detective Sam Spade) who
tends to fail in his search for the truth offering the reader different versions of what
has really happened.
Keywords: Brazilian Hard-Boiled Detective Novel, Rubem Fonseca, Detective
Novel, Mandrake, Search for Truth.
Fecha de recepción: 2 de marzo de 2009
Fecha de aprobación: 14 de abril de 2009
1  Este
artículo es fruto del proyecto Fondecyt Regular Nº 1071100, “Hibridaciones, parodias
y polémicas con el género policial en la narrativa latinoamericana”.
115 ■
Taller de Letras N° 44: 115-127, 2009
Dentro de los autores brasileños contemporáneos que utilizan el formato
policial destaca, sin duda, Rubem Fonseca. Nacido en Juiz de Fora, estado
de Mina Gerais en 1925, exhibe un amplio y diverso currículo como escritor,
profesor universitario, periodista y crítico de cine. Luego de graduarse en 1948
como abogado en Río de Janeiro, donde vive desde los ocho años, comienza
con veintisiete a trabajar como comisario de policía. Junto con otros policías
escogidos obtiene en septiembre de 1953 la posibilidad de perfeccionarse por
medio año en la Universidad de Nueva York en el área de administración de
empresas. Una vez retirado de la policía se dedica enteramente a la literatura.
Su primer tomo de cuentos, Los prisioneros, aparece en 1963, poco antes de
que alcanzara cierto éxito de público con los siguientes tomos, El collar del
perro (1965) y Lucía McCartney (1967). En 1973 publica su primera novela,
El caso Morel. Su cuarto tomo de cuentos, Feliz año nuevo, publicado en
1975, fue prohibido por la dictadura militar que gobernó Brasil desde 1964
hasta 19852. En 1979 sí puede publicar su quinto tomo de cuentos, El cobrador. En la siguiente década publica tres novelas negras que lo consagran
como destacado escritor brasileño y uno de los máximos representantes de
la literatura portuguesa: El gran arte (1983), Bufo & Spalanzani (1986) y
Agosto (1990). Especialmente en estas tres novelas, Fonseca “[i]ntroduce un
modo de contar que aprovecha y reelabora formas provenientes de la literatura popular como la novela negra, pero también las de la novela política,
la social, la existencial y la erótica” (López Aliaga 2). En la última década
del siglo pasado Rubem Fonseca, como lo insinúa H. Pöppel, se torna más
posmoderno al dar especial importancia a los aspectos de la intertextualidad
y metanarratividad, es decir, tematizando el propio quehacer del escritor,
la literatura y el lector en textos policiales más cortos como, por ejemplo,
Romance negro y otras historias (1992) o Y de este mundo prostituto y vano
solo quise un cigarro entre mi mano, de 1997. Otras obras literarias de esta
década y de los primeros años del nuevo siglo son, entre otras, El salvaje
de la ópera (1994), Historias de amor (1997), La cofradía de los espadas
(1998), El enfermo Molière (2000), Pequeñas creaturas (2002), 64 Cuentos
de Rubem Fonseca (2004) y las hasta ahora últimas dos novelas cortas con
el abogado criminalista Mandrake como protagonista, Mandrake y la Biblia
de Maguncia y Mandrake y el bastón Swaine, ambas publicadas en conjunto
en un libro titulado Mandrake, la Biblia y el bastón (2006).
“Rubem Fonseca es, sin duda, un verdadero maestro al momento de mostrar el lado oscuro del ser humano y sus instituciones” (López Aliaga 1).
Efectivamente, la visión de mundo de Fonseca es tremendamente pesimista.
Según la interpretación del crítico peruano José Miguel Oviedo,
[l]as fuerzas que dominan este mundo (erotismo, violencia, hedonismo,
corrupción en todas sus formas) lo convierten en un lugar peligroso,
donde existe la posibilidad inminente de morir o tener que matar, de
verse envuelto en vastas conspiraciones o en escándalos que implican
tanto a sombríos personajes del hampa como a miembros de la alta
burguesía y la política. […] todo es letal, implacable, desalmado. […]
2  Según