Uploader: Freddie
Country: Ireland
Uploaded: Dec 19, 2018
Price: Free
Rating: Based on 1 user ratings

Please, verify you are not robot to load rest of pages

download descargar codigo civil ecuatoriano actualizado pdf

CONGRESO NACIONAL
COMISION DE LEGISLACION Y CODIFICACION
Oficio No. 0110-CLC-CN-05
Quito, 10 de mayo del 2005
Señor doctor
RUBEN ESPINOZA DIAZ
Director del Registro Oficial
Presente.Señor Director:
De conformidad con la atribución que le otorga el número dos del artículo 139 de la Constitución Política
de la República a la Comisión de Legislación y Codificación, y una vez que se ha cumplido el trámite
previsto en el artículo 160, adjunto al presente la Codificación del CODIGO CIVIL, para su publicación en
el Registro Oficial.
Muy atentamente,
f.) Dr. Carlos Duque Carrera, Presidente de la Comisión de Legislación y Codificación.
CODIFICACION 2005 - 010
H. CONGRESO NACIONAL
LA COMISION DE LEGISLACION Y
CODIFICACION
Resuelve:
EXPEDIR LA SIGUIENTE CODIFICACION DEL CODIGO CIVIL
TITULO Preliminar
Parágrafo 1o.
De la ley
Art. 1.- La ley es una declaración de la voluntad soberana que, manifestada en la forma prescrita por la
Constitución, manda, prohíbe o permite.
Son leyes las normas generalmente obligatorias de interés común.
Art. 2.- La costumbre no constituye derecho sino en los casos en que la ley se remite a ella.
Art. 3.- Sólo al legislador toca explicar o interpretar la ley de un modo generalmente obligatorio.
Las sentencias judiciales no tienen fuerza obligatoria sino respecto de las causas en que se
pronunciaren.
Art. 4.- En el juzgamiento sobre materias arregladas por leyes orgánicas o especiales, no se aplicarán
las disposiciones de este Código, sino a falta de esas leyes.
Parágrafo 2o.
De la promulgación de la ley
Art. 5.- La ley no obliga sino en virtud de su promulgación por el Presidente de la República.
La promulgación de las leyes y decretos deberá hacerse en el Registro Oficial, y la fecha de
promulgación será, para los efectos legales de ella, la fecha de dicho registro.
La promulgación de las leyes, decretos y acuerdos relacionados con la defensa militar nacional del país,
que fueren considerados como secretos, se hará en el Registro Oficial, en los talleres gráficos del
Ministerio de Defensa Nacional, en una edición especial de numeración exclusiva, en el número que
determine el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.
La promulgación de las leyes, decretos y acuerdos relacionados con la Policía Nacional y que fueron
considerados como secretos, se hará en los Talleres Gráficos nacionales adscritos, al Ministerio de
Gobierno, Cultos, Policía y Municipalidades, en una edición especial del Registro Oficial, de numeración
exclusiva, por orden del señor Ministro de Gobierno y a pedido del Consejo Superior de la Policía
Nacional, en el número de ejemplares que dicho Organismo estime conveniente.
La responsabilidad legal, inclusive la militar, por la edición, reparto, tenencia y conservación de los
ejemplares del Registro Oficial publicados conforme al inciso anterior, corresponde al Jefe del Comando
Conjunto de las Fuerzas Armadas.
Art. 6.- La ley entrará en vigencia a partir de su promulgación en el Registro Oficial y por ende será
obligatoria y se entenderá conocida de todos desde entonces.
Podrá sin embargo, en la misma ley, designarse un plazo especial para su vigencia a partir de su
promulgación.
Parágrafo 3o.
Efectos de la ley
Art. 7.- La ley no dispone sino para lo venidero: no tiene efecto retroactivo; y en conflicto de una ley
posterior con otra anterior, se observarán las reglas siguientes:
1a.- Las leyes que establecieren para la adquisición de un estado civil condiciones diferentes de las que
prescribía una ley anterior, prevalecerán sobre ésta desde la fecha en que comiencen a regir;
2a.- El estado civil adquirido conforme a la ley vigente en la fecha de su constitución subsistirá, aunque
dicha ley deje de regir; pero las obligaciones y derechos inherentes a él se subordinarán a la ley
posterior, ora constituya nuevos derechos u obligaciones, o modifique o derogue los antiguos. En
consecuencia, la subordinación o dependencia entre cónyuges, padres e hijos, guardadores y pupilos,
etc., se sujetarán a la nueva ley desde que principie a regir, sin perjuicio del efecto de los actos
válidamente ejecutados bajo el imperio de una ley anterior;
3a.- Los derechos de usufructo legal y de administración que el padre o madre de familia tuvieren en los
bienes del hijo, y que hubieren sido adquiridos bajo una ley anterior, se sujetarán, en cuanto a su
ejercicio y duración, a las disposiciones de la ley posterior;
4a.- Las personas que bajo el imperio de una ley hubieren adquirido la condición de hijos, conservarán
esa condición, gozarán de todas las ventajas, y estarán sujetas a todas las obligaciones que les
impusiere una ley posterior;
5a.- El hijo que hubiere adquirido derecho a alimentos bajo el imperio de una ley, seguirá gozándolos
bajo el de la que se dé posteriormente. Pero, en cuanto al goce y extinción de este derecho, se seguirán
las reglas de la ley posterior;
6a.- Las meras expectativas no constituyen derecho;
7a.- El que según las disposiciones de una ley hubiese adquirido el derecho de administrar sus bienes,
no lo perderá aunque otra posterior prescriba nuevas condiciones para adquirirlo; pero la continuación y
ejercicio del derecho se sujetarán a la ley nueva;
8a.- Los guardadores y demás administradores de bienes ajenos, constituidos válidamente bajo una ley
anterior, seguirán ejerciendo sus cargos en conformidad a la posterior, aunque según ésta hubieren sido
incapaces de obtenerlos. Pero, en cuanto a sus funciones y remuneración y a las incapacidades o
excusas supervenientes, se observará la nueva ley.
Respecto a la pena en que, por descuidada o torcida administración, hubieren incurrido, se les sujetará a
las reglas de la ley que fuere menos rigurosa; pero las faltas cometidas bajo la nueva ley, se castigarán
en conformidad a ésta;
9a.- Todo derecho real adquirido según una ley, subsiste bajo el imperio de otra nueva; pero en cuanto al
goce y cargas, y en lo tocante a la extinción, prevalecerán las disposiciones de la ley posterior;
10a.- La posesión adquirida según una ley anterior no se retiene, pierde o recupera bajo el imperio de
una ley posterior, sino por los medios, o con los requisitos prescritos en ésta;
11a.- Los derechos concedidos bajo una condición que, según la nueva ley, debe considerarse fallida si
no se realiza dentro de cierto plazo, subsistirán por el tiempo que hubiere señalado la ley precedente, a
menos que excediere del plazo fijado por la posterior, contado desde la fecha en que ésta principie a
regir; pues, en tal caso, si dentro de él no se cumpliere la condición, se mirará como fallida;
12a.- Siempre que una nueva ley prohíba la constitución de varios usufructos sucesivos, y expirado el
primero antes que ella empiece a regir, hubiere empezado a disfrutar la cosa alguno de los
usufructuarios subsiguientes, continuará éste disfrutándola bajo el imperio de la nueva ley, por todo el
tiempo para el cual le autorice su título; pero caducará el derecho de los usufructuarios posteriores, si los
hubiere.
La misma regla es aplicable a los derechos de uso o habitación sucesivos, y a los fideicomisos;
13a.- Las servidumbres válidamente constituidas bajo el imperio de una ley se sujetarán a la posterior,